miércoles, septiembre 17, 2008

De este negro país nuestro...




Lo primero. Hay que reprobar al máximo lo sucedido en Morelia el pasado lunes. Nada justifica un acto de barbarie, que busca simplemente infundir terror en la población. El Terrorismo es un mal cuyos síntomas comenzaban a sentirse en México, pero ha sido hasta la noche del 15 cuando se ha manifestado en toda su expresión. Es lamentable, penoso y lo de la plaza Melchor Ocampo es doloroso para toda la nación. 
Lo segundo. Todos los niveles de gobierno han sido rebasados por la espiral de la violencia. Ninguno se salva. Los órganos y las instituciones de seguridad y de inteligencia del Estado mexicano, simplemente no funcionan. La corrupción y la impunidad son cosa ya no de todos los días, sino de todas las horas. La página que comenzó a escribirse en la capital michoacana representa un parteaguas en las cuestiones de seguridad. Ahí quedan para la posteridad las campañas mediáticas en las que se destacaban los "triunfos" en contra del crimen organizado. Los gobiernos no terminan de entender que no se gobierna con el spot y cada vez son más brutales las maneras como despiertan de ese ensueño televisivo y/o radiofónico en el que se empeñan en estar metidos. La realidad es más compleja y solo parece indicarnos que la "guerra" contra el crimen organizado está más que perdida.
Lo Tercero. Pero la burbuja en la que vive nuestra clase política parece solidificarse. La palabra autocrítica no existe en el vocabulario de los gobernantes. Nadie se atreve a reconocer que todas las estrategias han fallado, que simplemente no existe la capacidad para enfrentar a una serie de estructuras criminales que les aventajan en todos los sentidos - principalmente en las cuestiones de inteligencia - y que parecen burlarse, con lujo de violencia,  de toda medida implementada por las autoridades. Hoy el Presidente tendría que estar haciendo un alto en el camino, tendría que estar respondiendo a preguntas tales como ¿Dónde están nuestros órganos de seguridad?, ¿A qué diablos se dedica el mentado CISEN?, ¿Dónde están los frutos de los cacareados logros en materia de detenciones? ¿Para que diablos nos sirven las arengas presidenciales en estos momentos? ¿Por qué si Leonel Godoy (pusilánime desde sus tiempos como Presidente Nacional del PRD) sabía de amenazas, no hizo nada para impedir el acto terrorista?. No, no existe ni la capacidad de respuesta ante estos hechos, ni mucho menos una explicación clara, concisa, creíble, fuerte, que le asegure a la población que se está trabajando con firmeza en la búsqueda de los asesinos de Morelia. El gobierno está perdido, sin brújula, sin rumbo y sin idea. 
Lo Cuarto. Calderón llama a unirse. Llama a la renuncia de las posiciones críticas en pos de una mal entendida "unidad nacional". Arengas que parecen más de carácter político, destinadas a todos aquellos que difieren del discurso esgrimido por el presidente, en lugar de hacerlo a un país que hoy lamenta profundamente lo sucedido en las últimas horas. Discurso político más que patriótico. Discurso lamentable. Pero también un discurso cargado de una doble moral espeluznante. ¿Cómo es posible que un hombre que llegó a la presidencia cimentando la división, puede hoy pedirnos que nos unamos en torno no a México, sino a su muy personal visión de país? ¿Cómo diablos pretende el Presidente que le creamos, cuando el mismo llegó a la presidencia "haiga sido como haiga sido", es decir sin importar que pudo haber roto con la legalidad? ¿Cómo este hombre nos habla hoy de respeto, de tolerancia, de unidad, cuando el mismo abanderó una campaña en la que se burló de todos estos principios?. El gran problema del Presidente es que empeñado en ganar legitimidad con el tema de la inseguridad, implementó medidas que han fracasado brutalmente y gracias a ello hoy el país padece una de las presidencias más débiles de su historia. 
Lo quinto. Y es una presidencia a la que le quedan cuatro años más. El panorama para México no es gris, es de un negro realmente indescriptible.

Así las cosas hoy miércoles....

Salud pues.......

7 comentarios:

Rodrigo dijo...

Buena crónica, con nombres y apellidos de esos ineptos que se ofrecieron ellos mismos como los "mesías salvadores" que nos llevarían al país de la eterna felicidad.
Que tierna vista del estadio azteca con todos de blanco cantando cielito lindo-ya me imagino a la mafia conmovida llorando viendo la escena y decidir dejar de ser malos como en la telenovela carrousel.- Puras patrañas spoteras de este gobierno de la pandilla oligarca televisa osito bimbo y demás, que no termina de regarla con una, cuando ya tiene otra nueva encima. No pueden contra lo menos del crimen organizado, ahora mucho menos contra verdadero terrorismo. Así las cosas en un país que ya se volvió la república bananera del dictador "Pompidou".
Saludos

Kix dijo...

Lágrimas de tristeza... lágrimas negras las de estas fiestas, mi querido Dave. Yo no sabía si mis lágrimas eran de tristeza o de indignación o de, efectivamente, terror. Ahora el panorama se ve mucho más negro, no se ve la luz al final del túnel. ¿Qué demonios es lo que sigue?

Estoy triste.

Multipolar dijo...

"Además de quejarte, ¿qué haces?"

Esa frase me la planteé recientemente, y lo más tirste es que parece que lo que hago, que lo quecada quien bienintencionadamente hace... no es suficiente...

Por eso hoy le doy el pésame a mi país... mañana espero resucite un poco.

Saludos.

MARICHUY dijo...

David

Terrible.. hasta dónde está llegando nuestro país?

Y yo tengo tantas dudas y sospechas... El terrorismo, venga de donde venga es despreciable; pero el Terrorismo de Estado... ése es peor.

Saludos

Alfonso dijo...

Yo también tengo mis dudas y sospechas... El crimen organizado en este país es como bien lo dices más inteligente que nuestros gobernantes... Dudo que el crimen organizado planeé y lleve a la realidad un atentado como el de Morelia...
¿Porque? Porque a quién mas conviene modificar las leyes y legalizar lo que ahora hacen los cuerpos policíacos ilegalmente como, invadir propiedades privadas sin orden de un juez, privar de su libertad a personas inocentes, legalizar la pena de muerte o la cadena perpetua, torturar y aterrorizar a la población, condenar la protesta social, etc, etc... Si... es a la clase adinerada, privilegiada y con el poder en este y los países que controlan nuestros destinos a quien les conviene el terror...
¿Y celebramos la independencia de México?

AndreaLP dijo...

Me uno a tu percepción de cómo andan las cosas en el país. ¿No hubiera sido más provechoso que las granadas hubieran sido en la cámara de diputados, en la de senadores y en la PFP o la PGR? Así de golpe nos quitábamos de encima a tanta lacra que no permite que éste país avance.

Tristeza y nostalgia por el país que se nos fue.

rOcKsTaR dijo...

El 15 de septiembre, debería significar una fecha de reflexión para todos nosotros, para tratar de ubicar en que punto de la desesperanza nos encontramos...Estamos metidos todos los ciudadanos-no precisamente por gusto- en un tunel que parece no tener salida..Un presidente que se jacta en hablar de respeto y dignidad cuando nisiquiera él puede definirlas.
Es triste ver como la prensa extranjera, nos cataloga como los salvajes hundidos en el narcotráfico, a la cabeza un presidente que no tiene firmeza para combartirlo....
Es triste ver como mi país se va a la mierda...como mi gente respira el miedo..porque lo que se respira en México, es miedo un miedo que se convertirá en un gigante que podría aplastarnos...

saludos David