jueves, mayo 29, 2008

Del Tío Indy....

Seven Readers!! 

No entiendo que es exactamente lo que esperaban quienes han salido decepcionados de la nueva película de Indiana Jones. Me parece ingenuo y hasta cierto punto ridículo leer y escuchar expresiones que terminan por denostar a The Crystal Skull. Frases como “demasiado exagerada”, “de que se fumaron” o “nadie se la crea” pecan de ingenuidad. 
Hay que recordar algo: las películas de Indiana Jones siempre han sido de “Serie B” y todas las características de este tipo de filmes tienen que ver con tres cosas fundamentales: El estilo es diferente, los diálogos son muy ocurrentes, las historias en ocasiones casi siempre muy surrealistas. Estas películas surgieron en el hollywood de los 50 y 60 (aunque mucho se habla de que Cat People de 1942, fue la primera película de serie B). Casi todos los filmes de Serie B tienen que ver con monstruos, marcianos, vampiros o zombies. Su puesta en escena le da mucha importancia a la plasticidad del color, a la música y a los efectos especiales (en un principio lo chabacano de los mismos, era parte de su atractivo) Y sobre todo, para ahorrarse un dinero, se contrataban a actores que no necesariamente formaban parte del Star System hollywoodense. Y eso fue más que evidente en Raiders of The Lost Ark: Harrison Ford no era aún un tío que cobrase 20 millones de dlls por actuación, y todos se preguntaron ¿Karen Who? Cuando el nombre de la co protagonista salió en los créditos iniciales.
Entonces la idea de Lucas, realizada por Spielberg, fue siempre mantenerse en el tono de un filme de Serie B. Las tres primeras películas lo consiguieron y me parece que esta cuarta también lo hace. Al fin y al cabo, en una cinta de Serie B todo se permite: desde la aparición de una supuesta arca del pacto que posee poderes sobre naturales o un templario que ha vivido por siglos solamente por que cuida al supuesto Santo Grial ¿cómo entonces alguien puede sorprenderse por que ahora esas historias fantásticas; han sido sustituidas por una especie de mayas galácticos? No, nadie se fumó nada, simplemente es una película de Serie B, y lo que es más importante: es una película de Indiana Jones con todo lo que ello lleva consigo (No, los arqueólogos no son así…se los firmo y juro).
Y si bien la historia es realmente increíble (¿sobrevivir a una explosión nuclear encerrado en un refrigerador? ¡come on¡), lo que si me parece que es un acierto es que ante la poca verosimilitud que posee el filme (¡algo que comparte con las tres entregas anteriores¡) tiene que hacerse entonces hincapié en la fortaleza de los personajes, y eso The Cristal Skull lo logra con creces. 
Desde el primer momento sabemos que Indiana Jones está de vuelta. Spielberg con talento se encarga de hacer mucho énfasis en los detalles que han hecho de la figura de Jones, todo un ícono cinematográfico: el sombrero, el vestuario, los diálogos cargados de ironía (que incluyen un homenaje a Han Solo: I’ve got a bad feeling about this), el pánico hacía las serpientes, los cambios de personalidad de profesor a aventurero, etc. Se juega incluso con la edad del personaje y con su condición de “nuevo padre”. Y Harrison Ford, sigue siendo el actor ideal para interpretar a Henry Jones Jr.



El resto del reparto funciona muy bien. Es maravilloso ver a Karen Allen como Marion Ravenwood. La química entre ella e Indy permanece intacta (una de las mejores reacciones es cuando en el medio de una pelea, Marion e Indy discuten ella le dice: You must have had plenty of relationships between the years. A lo que él responde: Yeah, they all had the same problem ... they weren't *you*. La sonrisa de Marion es maravillosa: ahí hay química, hay una reacción extremadamente femenina: en resumen, es la continuación de una relación cuyos vínculos están presentes con gran fuerza) y el comportamiento del personaje también: Marion tiene la fortaleza y el temple que tuvo desde su primera aparición. 
Y ahí están los personajes nuevos. Shia LaBeouf le imprime un toque de autosuficiencia, irreverencia y rebeldía a su Mutt Williams (el homenaje, en su presentación en pantalla al Marlon Brando de Nido de Ratas, me pareció un gran detalle). Como buen personaje de la serie, tiene detalles que se convierten en su sello, dos particularmente son importantes: su pequeña navaja y su peine, además de tener diálogos irónicos realmente divertidos. Por su parte Cate Blanchett entiende perfectamente como debe ser un villano en una película de Serie B: una caricatura, y triunfa con creces interpretando a la loca agente soviética Irina Spalko.
En resumen: Indiana Jones & The Crystal Skull es una muy divertida cinta de aventuras. Un filme que cumple con sus dos pretensiones: entretener y generar dinero. Otro gran homenaje a las películas de Serie B que marca un buen retorno de uno de los héroes del celuloide más queridos del mundo entero. 
Welcome back Dr. Jones, it has been good to see you again…

Así las cosas hoy jueves…

Salud pues……



5 comentarios:

La Hija de Zeus dijo...

Yo, la verdad que tengo muchas ganas de verla! Desde luego no me imagino una película de Kurosawa, sino una muy divertida y precisamente, exagerada.

Y una pregunta: ¿que es Seven Readers!!?

Jaja... meses leyendo y no se.

Beso.

Damaris Guadalupe dijo...

It has been good!
La verdad que yo me divertí y me gustó la pelí, simple... ni más ni menos :)

MARICHUY dijo...

David

Completamente de acuerdo, el pedirle a este tipo de películas palomeras cualidades como coherencia argumetnal, lógica, profundidad, etc; es un error garrafal. Lo mismo sucede con James Bond. Quien busque eso, que vea los filmes del maestro Bergman

Un abrazo

Jadsia dijo...

Yo no la he visto porque no he podido. No sé porqué la gente se clava tanto con Indiana Jones, son peliculas que divierten NO de culto.

Defeña salerosa dijo...

Creo que nos volvimos muy exigentes. Y olvidamos un poco que tan ingenuo era el cine antes (o nosotros). Yo me reí mucho, dejé de pensar en q si tal cosa era lógica o no, que si había un mensaje político oculto...etc, a veces el cine es sólo para disfrutarse, y punto.